· 

Paz en medio de la tormenta


AUNQUE VENGA LA TORMENTA


No hay lugar más seguro que bajo el amparo protector de las alas de tu Salvador.

No importa qué circunstancias puedan rodearte furiosas. Puedes clamar al Señor por su favor inmerecido, como lo hizo David en el Salmo 57:1: “Ten misericordia de mí, oh Dios, ten misericordia de mí; porque en ti ha confiado mi alma, y en la sombra de tus alas me ampararé hasta que pasen los quebrantos”.

La Nueva Versión Internacional dice: “Ten compasión de mí, oh Dios; ten compasión de mí, que en ti confío. A la sombra de tus alas me refugiaré, hasta que haya pasado el peligro”.

Qué bendita garantía tenemos hoy, sabiendo que aun si la destrucción ruge a nuestro alrededor, podemos tener refugio en el Señor.

Oración de hoy

Padre, te doy gracias porque en medio de una crisis, puedo refugiarme en la sombra de tus alas y tener tu paz.

Mi confianza está en ti y te doy gracias porque me protegerás y liberarás a mí y a mis seres queridos sin importar lo que se esté librando a nuestro alrededor.

Pensamiento de hoy

Pase lo que pase, puedo refugiarme en el Señor y disfrutar de su paz.

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    claribel (jueves, 31 octubre 2019 00:53)

    aleluya

  • #2

    luis (jueves, 31 octubre 2019 01:12)

    amen amen

  • #3

    mailor (jueves, 31 octubre 2019 01:13)

    alabalo aleluya